Archivos diarios: 2/03/15

ESTRÉS Y NUTRICIÓN


triangulo de nutricion010ESTRÉS Y NUTRICIÓN

Cualquiera puede responder a un estrés físico súbito por un corto plazo.  Si el estrés se prolonga, en especial si la acción física no es una respuesta permitida, el cuerpo puede terminar rápidamente sus reservas.  Esto puede dejarlo agotar sus nutrientes, debilitarlo y más susceptible a la enfermedad.

Las tres fuentes de energía del cuerpo –carbohidratos, grasas y proteínas – son consumidas en grandes cantidades durante el periodo de estrés, más aun si hay una actividad física implicada.  La fuente más rápida de energía es la glucosa, tomada del glucógeno almacenado en el hígado.  Sin embargo,  este abastecimiento dura menos de un día.  La proteína tomada sobre todo de los músculos, es una fuente de combustible, a largo plazo.  Los tejidos pueden usar grasa para obtener energía.  El cuerpo también conserva agua durante periodos de estrés.  Para hacer esto, retiene sodio intercambiándolo, y perdiendo potasio por el riñón.  Otros nutrientes que son susceptibles al agotamiento son las vitaminas y los minerales, que no son almacenados en el cuerpo en cantidades considerables.  Estas incluyen a las vitaminas hidrosolubles B y C y la mayor parte de los minerales.

Como TEM no podemos tener el control de los factores estresantes que afrontamos día a día.  En consecuencia, el estrés en una forma u otra es una parte inevitable de nuestra vida.  Así como estudiaríamos para un examen, vestimos de apropiadamente  para climas extremos o entrenamos para un evento deportivo, debemos prepararnos físicamente para el estrés.  El acondicionamiento físico y la nutrición apropiada, son dos variables sobre las cuales tenemos control absoluto.  Solo con suficiente actividad, los músculos crecerán y retendrán proteínas.  Los huesos no acumularan calcio de manera pasiva;  en respuesta al estrés físico del ejercicio,  almacenan calcio y se vuelven más densos, mas fuertes.  Las comidas regulares bien equilibradas son necesarias para proporcionar los nutrientes, que se necesitan para que nuestro cuerpo tenga combustible.  Pueden ser necesarios los complementos de vitaminas y minerales,  que proporcionan una mezcla equilibrada de todos los nutrientes y asi, complementar una dieta perfectamente equilibrada.

A %d blogueros les gusta esto: