PERMITA LA ESPERANZA


PERMITA LA ESPERANZA

En los traumatismos y trastornos médicos agudos es posible que los pacientes pregunten si van a morir.  Podemos sentir que nos faltan palabras.  También podemos saber, con base en experiencias pasadas, o en función de la gravedad de la situación, que el pronóstico es adverso.  Pero no nos corresponde decirle al paciente que está muriendo.  Afirmaciones como “no sé si vaya a morir, luchemos juntos” o “no me voy a rendir, usted no se rinda tampoco”, son inútiles; transmiten una sensación de confianza y esperanza irreal,  permita al paciente saber que usted está haciendo todo lo posible para salvarle la vida.  Si queda la más ligera posibilidad de esperanza, transmita el mensaje con actitud real hacia el paciente

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: