Archivos del mes: 23 febrero 2014

EPP


 

Guantes y protección ocular

Los guantes y la protección de los ojos son el estándar mínimo en el cuidado de todos loa pacientes, cuando hay posibilidad de exposición a sangre o líquidos o fluidos corporales.  Los guantes tanto de vinilo como de látex, proporcionan protección adecuada.  Algunos grupos de trabajo utilizan un par de guantes encima de otro, o escoger que tipo de guantes usted mismo.  Debe evaluar cada situación y escoger el guante que le funcione mejor.  (Algunas personas son alérgicas al látex; si sospecha que usted lo es consulte con su supervisor.

Es posible que algunos guantes de vinilo sean mejores para exámenes regulares y los de látex sean más adecuados para procedimientos invasivos.

Nunca use guantes de vinilo o látex para labores de limpieza.

Cambie los guantes de látex si han sido expuestos a aceite de motor, gasolina, o cualquier producto con base de petróleo.

No use vaselina con guantes de látex.

Cuando trate una hemorragia profusa, o cualquier otro fluido corporal en abundancia use doble guante.

Asegúrese  de cambiarse los guantes cada vez que cambie de paciente.

Para limpieza y desinfección de su unidad debe usar guantes de trabajo pesado.

Nunca use guantes de vinilo o latex para trabajos de aseo.

Quitarse los guantes de látex o vinilo requiere de una técnica o método para evitar contaminarse con los materiales de los guantes que ha usado.

1.- Comience quitándose parcialmente un guante.  Con la otra mano enguantada, pince el primer guante por la muñeca – asegúrese de tocar solo el exterior del primer guante y comience a enrollarlo fuera de la mano con el interior hacia afuera.  Deje expuesto el exterior de los dedos en el primer guante.

Guantes

2.- Use los dos dedos de la primera mano.  Para pinzar la muñeca del segundo guante y comience a tirar de él enrollándolo, de adentro hacia afuera, hacia la punta de los dedos como hizo con el primer guante.

3.- Continúe tirando del primer guante hasta que pueda liberar la segunda mano.

4.-  Con su segunda mano, ahora sin guante, prenda el interior expuesto del primer guante y tire de él liberando la primera mano y el ahora libre segundo guante.  Asegúrese de tocar solo superficies interiores limpias con sus manos sin guantes.

En el equipo de protección personal los guantes son el tipo más común.

En muchas operaciones de rescate del Sistema Medico de Emergencia, también se deben proteger sus manos y muñecas de lesiones, para ello puede usar guantes de cuero a prueba de punciones, con guantes de látex por debajo.  Esta combinación le permitirá el uso libre de sus manos con la protección agregada a sangre y fluidos corporales.

Recuerde que el látex y vinilo se consideran desechos médicos y deben eliminarse de manera apropiada.  Los guantes de cuero deben tratarse como material contaminado hasta que puedan descontaminarse de forma adecuada.

 

La protección de los ojos es importante en caso de salpicaduras de sangre hacia los ojos.  Si esta es una posibilidad entonces deben usar anteojos o gafas para su mejor protección.  Sin embargo si usted usa gafas medicadas o prescritas, estas son aceptadas como protección de los ojos, simplemente deberá agregarle aletas laterales removibles cuando este de servicio.  Los lentes de contacto no se consideran protectores oculares.

 

 

 

AAOS 9 Ed. 2011

Perla Boecker

Te. EMT-P, E

23/02/ 2014

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: